Ir al contenido principal

Venezuela en "Delirium Trémens"





Esa noche del lunes un trepidante partido de beisbol del Clásico Mundial entre Italia y Venezuela para definir el pase a segunda vuelta, perturbó el sueño de miles de venezolanos.

Oliver seguía las incidencias del evento acompañado de su esposa y unas laticas de cerveza Zulia para animar la velada, pero antes, en la cena, había tomado su tasa de café guayoyo, lo que sin prevenir le produjo insomnio y cerca de la una de la madrugada requirió de un ansiolítico para poder dormir algunas horas. No imaginó que esa combinación tendría efectos alucinógenos y le provocaría un extraño sueño relacionado con la situación caótica del país y ese evento deportivo.
 
En su turbulento sueño se encontraba cantando, siendo que él es pésimo en ese arte, unas estrofas ridículas que decían:

“Procuro ignorarte antes que morir en la huida a otra parte, aplastado por una turba comunista delirante o alcanzado por el disparo distante de uno de tus esbirros cooperantes”

Al parecer su interpretación gustó mucho al público presente ya que los aplausos fueron ensordecedores.

Seguía cantando: “Prefiero soportar tus mentiras desquiciantes a vos populi promesas infamantes, que irme a morir de nostalgia y tristeza a un país boyante buscando paz, seguridad y respeto a las necesidades de los semejantes”. “Otra, otra”, gritaba la multitud en su sueño que Oliver por momentos suponía en un estadio de beisbol donde tenía lugar el desafío que acababa de culminar a favor de Venezuela.

Y siguió cantando: “Prefiero soportarte, a riesgo de vomitarte, por tus ideas delirantes y de ofensas indignantes contra quienes te adversan tu modelo político que produce hambre y  muerte escalofriante”

“Cuando por razones obligantes entregues el país hecho un desastre a un demócrata venezolano, tus secuaces y compinches ambulantes serán juzgados por una justicia de magistrados probos y capacidad edificante. Eso sí, no les temblará el pulso para hacerte pagar tu corrupción vergonzante”


Al despertar de los efectos del Alpram por la bulla de la alarma de un carro cercano, Oliver se percató que se trataba de un sueño o una pesadilla. Depende como se mire. Hasta disfrutó en parte porque vio ganar a Venezuela sobre la escuadra azzurra una disputa difícil que evidenció serias deficiencias, en la cual se sintió haciendo barra. Pero no dudó en decir, hubiese preferido ser protagonista en la lomita, donde definitivamente no tenemos buenos operadores.

Concluyó que ya el beisbol como el petróleo tampoco es exclusivo de quienes se lo creían. ¡Ya las grandes ligas no son tales!.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…

Cuántos chavistas quedan?

Por allá en septiembre de 2015, en un post titulado “Qué músicos quedan en el Titanic” Oliver nos decía: “cuántos músicos aun entonan alguna nota agónica del ideario revolucionario rojo rojito. Porque los músicos del “Titanic” lo hacían a lo mejor creyentes de que su notas calmaban o distraían a los atormentados pasajeros que buscaban salvarse de la tragedia o persuadidos de la invencibilidad del otrora rey de los mares y de su capacidad para superar la inminencia de un hundimiento. Ciertamente no los movía la paga de sus honorarios de músicos, ni ninguna posible compensación salarial por su valiente y osada conducta, ni creo que estuvieren ignorando el tamaño de la catástrofe  que se cernía sobre sus hombros, lo hacían a lo mejor inmersos en un estado de locura colectiva provocada por el pánico general que desató esa tragedia. Lo que sí parece ser cierto es que se trataba de unos diligentes hombres  sobrecogidos por la inmensidad del acontecimiento que los llenó de un gran valor para…