Ir al contenido principal

Los panas de Oliver



Oliver camina por la acera norte hacia el restaurante “Urrutia” en la avenida Francisco Solano de Sabana Grande a reunirse con sus grandes panas  Josete y Gorki. El primero un gourmet asiduo del restaurante, sibarita y generoso comensal a quien conoce desde hace varios años cuando coincidieron laboralmente en el mismo grupo financiero. El segundo, un amigo común, contador público que Oliver conoció en el gimnasio del Hotel Hilton, cuando en la época de bonanza económica coincidían en el baño sauna a sacarse la resaca de la parranda de la noche anterior, y a hablar paja del gobierno. El motivo de los tragos en el “Urrutia”, ver el partido de una final de Copa del Rey  entre el Barcelona y el Real Madrid, que en estos restaurantes es un jolgorio de whisky, vinos y degustación de platos vascos.

Siempre que se reúnen, retoman viejas conversaciones que les recuerdan con nostalgia aquellos célebres momentos.

-Mi pana mío –le dice Gorki a Josete- sí gana el Barça tu pagas y sí gana el Real Madrid pagamos Oliver y yo.

-Es justo –dice Oliver- porque generalmente gana el Barça y pagamos nosotros.

-¡Si va! –asienta Josete-.

-Bueno Gorki, me estaba contando Oliver que la canción que tanto te gusta cantar y que consideras la mejor de la historia, “Cenizas”, que interpreta magistralmente Toña La Negra, ¡tú no sabes quién es el autor!.

-Oye de verdad que escuche su nombre alguna vez, pero no lo recuerdo –dice Gorki-.

-¿No es de Rafael Hernández?– insinúa Josete con un dejo de duda-.

-Es de un mexicano, de Mérida, Yucatán, de nombre Manuel (Wello) Rivas. Se hizo célebre con esa canción y compuso muchas otras. Pero esa canción catapultó a Toña La Negra, sin duda, y fue tal su éxito que sólo se recuerda a Toña. Algunos hasta creen equivocadamente  que la compuso ella o Agustín Lara –afirmó Oliver zanjando las dudas-.

-Bueno Gorki, ahí tienes para que corrijas tu archivo musical –afirmó Josete mofándose-.

-¿Ya pidieron algo ustedes? –pregunta Gorki que fue el último en llegar-.

-Si ya ordenamos unos Buchanan, te pedimos el tuyo también –acota Josete-.

-Oliver, por qué no nos recreas un poco ese tiempo de soltero que tuviste, cuando conociste a Gorki y se emparrandaban juntos. Yo vengo a enterarme es por los cuentos que escribes en el blog –propone Josete-.

-¿Sobre qué aspecto quieres detalles? –pregunta Oliver

-El cuento ese de la Miss Venezuela que te levantaste cuando estabas divorciándote. ¿Cómo fue eso?, porque tu no eras ningún galán.

-Bueno, ya de su reinado había pasado bastante tiempo, pero se conservaba bella aun. Yo era el Presidente de la Junta Liquidadora del BND y Consultor Jurídico de Sudeban, eso me daba cierto pedigrí. Ella era abogado externo del banco y yo tenía el poder de tomar ciertas decisiones. El poder seduce y yo creo en eso. La conocí en aquella discoteca que quedaba en el CCCT,  el “City Hall”, en una de esas parrandas que cuadraba el gerente general que era el pana Bustillos. Yo estaba joven aun y en ese momento disponible.

-No y el jefe –así le dice Gorki a Oliver- se ponía tremendas pintas, Ermenegildo Zegna, Roberto Cavalli. Eso también tiene su encanto.

-¡Chequera mata galán!  –apuntó riéndose Oliver-.

-Bueno y ¿qué pasó, no te enamoraste de la miss? -preguntó Josete

-No me dio tiempo, yo estaba enamorado de otra caraja, una compañera de trabajo, casada.

-Coño brother, si es verdad que usted no perdona la nómina –acotó Josete-.

-Por eso es que yo no salí mas con ese loco, se toma tres whiskys y empieza a inventar y a llamar amigas. Y si toma vodka ni lo reconoce a uno –dice Gorki-.

-Que va –dice Oliver- es Josete al que se le mete el diablo cuando se baja medio frasco.

-Yo no corro en esas carreras –dice Gorki- ustedes saben cómo soy yo de fiel a mi  mujer.

-De verdad que al pana le da es por cantar canciones de Julio Jaramillo, ¡ja ja ja! –afirma Oliver muerto de risa-.

-Coño Gorki –dice Josete- ¿esa fidelidad tuya es real? porque un bohemio que no mire para otro lado es un caso bien raro.

-Epa loco, qué es eso de raro?, lo que pasa es que todo tiene su momento y yo soy muy circunspecto. No arriesgo en esas jugadas.

-¡Ahhh, pero si te lanzas! -acota un conocido de otra mesa que sigue la conversación-

-Claro mi pana, la carne es débil. Por eso yo trato de echarme palos en compañía de ella para evitar la tentación.

-Coño si, este pana es casi gay –agrega Oliver-.

-Déjate de verga, a mi me gustan mucho las mujeres –salva nuevamente Gorki-.

-Este carajo es una especie en extinción –acuña Josete-.

-Cómo cuántos whiskys llevamos ya –pregunta Gorki-.

-Coño ya vas a llamar a la mujer  para que te venga a buscar –desafía Oliver-

-¡De bolas!, antes de que se les meta el demonio a ustedes y terminemos como los tipos de la película Qué pasó ayer -apunta Gorki-

-Lánzate con una de Julio Jaramillo -le dice Josete a Gorki-.

-Los tragos como que están haciendo efecto,  no ves que Oliver está marcando el celular- advierte Gorki-.

Goool!!!, Goool!!!, gritan en las mesas. Al parecer el gol del Barça fue en el descuento y finaliza el partido.

-“Nuestro Juramento” ¿les parece bien para empezar? – inquiere Gorki-.

-¡Si va! -dicen Oliver y Josete casi al unísono-.

-Aquí les traigo los platos de mero como los pidieron –irrumpe el mesonero mostrando sus habilidades de malabarista colocándolos rápidamente sobre la mesa-.

-Esta vez la cuenta la dividimos –acota Josete-  porque ganó el Barça con un penalti y a ese mero no le brillan los ojos.

-Al que le brillan los ojos es a Oliver desde que entro aquella catira buenamoza -dice Josete-.

-Tráeme otro whisky porfa -pide Oliver al mesonero-.

-Que va, yo mejor como y me voy -dice Gorki-

-No mi pana, arránquese con “Cenizas” –ordena Josete procurando alargar la parranda-

- ¡ja ja ja! - ríe Gorki tomándose un trago de agua con cierto protocolo, advirtiendo que es para aclarar la voz…..




Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…