Ir al contenido principal

¿Porqué se fueron las prostitutas?




La noche del jueves de la semana pasada tomé un taxi para ir a Sabana Grande a atender un tema de la junta de condominio del conjunto residencial donde vive tía Rosa,  que yo asesoro jurídicamente desde hace algún tiempo, y por la hora suponía que tropezaría en  la vía con el deprimente espectáculo de los travestis y las prostitutas que acostumbran desde hace muchos años -para levantar a sus clientes- desplegarse a lo largo de varias cuadras de la avenida Libertador de la Caracas nocturna,  que es un  trayecto obligado para acceder a la emblemática calle Negrin de esa conocida parroquia.

Pero observo que no, las "prostis" ya no se ven por todo eso. Como se que los choferes de taxi tienen la bien ganada fama de ser las personas más o mejor informadas de cualquier ciudad y sobre todo de Caracas, por su tendencia a entrometerse en cualquier tema de conversación y el talante de ávidos  lectores  y opinantes formados a la luz de la lectura rápida del popular diario “Ultimas Noticias”, le hice el comentario sobre la ausencia que observaba en la vía de esos estrafalarios personajes noctámbulos y la respuesta no se hizo esperar. Me dijo:
-No jefe,  los malandros nuevos los corrieron.
-¿Como así?
-Bueno es que les lanzaban excrementos desde los apartamentos.
Yo haciéndome el desconocedor de la zona insistí:
-¿desde qué apartamentos?
-Bueno de los edificios esos que hizo Chávez, que están regados por toda esta avenida.
-¡A caramba!. Entonces no es solo a Leopoldo López a quien le tiran mierda en este país.
-¡No joda jefe! esos pargos y prostitutas se volaron de por aquí. Usted sabe esta zona se enchabó con ese  malandraje que trajo Chávez y Maduro.
Entonces le comenté:
-De verdad que nunca un término había calado tan preciso como el de "enchabar" para aludir lo malo que hizo el comandante Chávez.
El chofer en una de las típicas manifestaciones de “erudición” que distingue a ese gremio, me acotó:
- Ese término “enchabe” de uso en Venezuela antes de la llegada de Chávez se escuchaba en la jerga de los malandros.
Yo me atreví a agregarle:
-Creo que los mejicanos de los suburbios ya la usaban hace tiempo no sé si con el mismo sentido. En todo caso, esa jerga vulgar ya dejó de ser marginal desde que los titulares del diario “Ultimas Noticias” adoptaron ese lenguaje ordinario para comunicar la más reciente acción del gobierno, con Díaz Rangel como director de ese periódico.
Entonces procuré seguir con la curiosidad sociológica inicial sobre el tema de “las prostis” y le pregunté con la seguridad de obtener su respuesta:
-Bueno y ahora desde dónde despacha ese gremio de damnificadas?
-Esas locas se fueron para El Rosal, en la calle financiera.
-¡A carajo!  -alcancé a replicarle- esa es la avenida Venezuela. Bueno ahí tienen una mejor clientela; está la Asociación Bancaria y los bancos del Gobierno, el Bicentenario, el banco de las Fuerzas Armadas, el del Tesoro. Mucho billete, amigo.
-Sí y ahí tienen también el “Juan Sebastián Bar” donde se emborrachan los más famosos corruptos.
-En todo caso ese “Wall Street”  caraqueño seguramente les va hacer la guerra porque es como deprimir la zona con esas escaramuzas nocturnas que suelen ocurrir entre  esos personajes y sus clientes.
-Bueno, ya esa zona es competencia del Alcalde de Chacao, el guabinoso Muchacho ese.
-A lo mejor ese carajito maneja mejor ese tema de los travesti porque ese es educado en Francia.
-!Llegamos mayor!  -afirmó  cuando el vehículo me acercaba a la puerta del edificio en ese tono de respeto que suelen utilizar estos personajes cuando quieren dar por terminada una conversación-.
-¿Cuánto te debo?
-Por ser usted que parece buena gente, tarifa mínima: dos unidades tributarias.
Yo en el momento me sentí desconcertado, pues ahora estoy poco pendiente de esos vericuetos fiscales.
-Así es la cosa -le observé- que generoso de tu parte y a cuánto está la unidad tributaria?
-Bueno son 300. La unidad está a 150.
-Que práctica esa  forma de cobro -le dije con cierta ironía- espero que la próxima no sea al tipo de cambio del dólar SIMADI. Gracias por toda la información. ¡Buenas noches!
Yo  me regresaría al concluir la reunión en una cola que había cuadrado con otro de los asistentes a dicha sesión, ya que no acostumbro llevar mi vehículo de noche hacía esa zona por la falta de más puestos en el estacionamiento. Al tomar el ascensor solo pensé en los esfuerzos y sacrificios que hizo tía Rosa durante años para comprar su apartamento y cancelar la hipoteca; el alto condominio mensual que paga, que seguramente todos los copropietarios de este conjunto hicieron igualmente.  Y que ahora tengan que soportar esos nuevos vecinos “indeseables” de los edificios aledaños, que además han recibido de regalo esos apartamentos a cambio de una lealtad política, sin ningún esfuerzo ni sacrificio, con el socorrido argumento oficial de la inversión social para los excluidos.

 ¡Que enchabe tía Rosa! Me dije.


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…