Ir al contenido principal

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?




Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Rómulo Betancourt

Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materias, lo hacemos sin fundamento en información técnica, solo en atención a las vivencias y recuerdos que tenemos algunos y a la información periodística de otros,,  sobre esos períodos de gobierno.
Comenzamos:
-Yo creo- afirmó el interlocutor- que no existe un baremo para dictaminar quién ha sido el mejor presidente de un país. Hay diferentes aspectos a valorar sobre la actuación de un presidente que tienen mucho que ver con las condiciones del país que recibe y las facultades que puede ejercer para mejorarlo. 


- Yo considero –intervino otro- que hay que tener en cuenta dos elementos fundamentales para hacer un balance más o menos aproximado a la certidumbre. Uno es el escenario político y social en el cual a cada presidente le correspondió asumir la presidencia, el  otro es la situación financiera que el nuevo presidente heredó de su antecesor.

-Supongo que te refieres -dijo el tercero- al estado de gobernabilidad en que se recibe el país y el otro la caja chica, el presupuesto, etc.

-Bueno, es más o menos eso. Lo que les quiero decir es que no puedes valorar igual el balance de un gobierno que como el de Chávez recibió un poder casi absoluto sobre la sociedad, con dominio de todas las instituciones del Estado y un respaldo popular abrumador y los ingresos petroleros mas fabulosos en toda la historia del país, y compararlo con las condiciones en que, por ejemplo, recibió Caldera su segundo gobierno.

-Claro que son elementos a considerar–aseveró el cuarto- pero yo veo que los gobiernos copeyanos han sido como pavosos,
Raúl Leoni
porque Caldera en sus dos gobiernos se las vio negras. En el primero recibió un país aun con las guerrillas jodiendo, el precio del barril de petróleo en 4 dólares y un respaldo popular muy bajo, pues obtuvo la presidencia con un margen de votos hasta discutible sobre Gonzalo Barrios y el Congreso en manos de Acción Democrática. En el segundo gobierno también ganó con escaso margen sobre el otro candidato, que creo era el enano este de Causa R y al asumir el gobierno lo reciben con la peor crisis financiera que se conozca, la caída del Banco Latino y después un chorrera de bancos que estaban todos quebrados. Las famosas “olas de la emergencia financiera”, que supongo torcieron todo sus plan de gobierno. Además, le tocó sortear los efectos de una crisis económica  mundial.  


-Sobre todo que manejó tan mal ese problema. Les entregó los auxilios financieros a los mismos choros que manejaban los bancos. Por supuesto, se cogieron los reales y se fueron del país.

Rafael Caldera

-A mi me parece –intervino el último del grupo- que no podemos hablar de cuál ha sido el mejor presidente, sino del menos malo o eficiente, porque de todos los presidentes nos hemos quejado. Recuerdo que cuando el segundo gobierno de Carlos Andrés Pérez, muchos pensaban que no podía haber gobierno peor.

- Coño, pero es que Carlos Andrés  en su segundo gobierno debió soportar un terrible ambiente político durante su gestión que prácticamente arrancó con un paquete de medidas -Miguelito Rodríguez se recuerdan- para contener los efectos de una crisis económica y fue respondido con “el Caracazo”, y después la crispación que rodeo las intentonas golpistas de febrero y noviembre de 1992. Finalmente su enjuiciamiento y destitución. Esa  vaina no fue gobierno.

-Después vino Caldera y no pudo hacer un carajo y luego el apocalipsis: el binomio Chávez - Maduro.

-Por cierto, a esos dos últimos presidentes los debemos considerar como uno solo, porque lo que ha hecho Maduro es continuar el Plan de la Patria y todo el proyecto Castro-comunista de Chávez.

-Bueno si y no, porque Maduro es muy malo como presidente en todos  los aspectos. Chávez al menos tenía ideas y carisma.


-Sí pero ese no es el tema, porque Luis Herrera era bien carismático, muy bonachón e inteligente, pero no tenía la mente  perversa como estos coños de madre.

-A mi me parece que hemos tenido presidentes que han dejado una obra  difícil de ignorar, unas verdaderamente plausibles y otras a lo mejor inolvidables pero por perversas. Pero siempre han concurrido ciertas circunstancias que han favorecido su ejecución. Por ejemplo, el primer gobierno de Pérez tuvo como hechos u obras históricas, la nacionalización de la industria petrolera y el Plan de Becas Gran Mariscal de Ayacucho. Esas obras hay que reconocerlas como las más positivas que se han hecho en este país. Claro, el tuvo una época de bonanza en la economía que no tuvieron otros presidentes.

-Coño pero Chávez tuvo la mayor bonanza económica que presidente alguno y cuál es la obra imborrable.
- La destrucción del país. Nunca el país había estado peor.

-Pero fíjate que él  todo lo pudo hacer porque contó con unos recursos inmensos de dólares provenientes del repunte del precio del petróleo.  “La chequera que camina por América Latina” y una mayoría aplastante en la Asamblea.

-Bueno pero no pueden negar que fue el presidente que de verdad se ocupó de los pobres y les dio protagonismo. Los viejitos antes que llegara Chávez tenían unas pensiones de hambre. El Seguro Social Obligatorio era una mierda. En materia de vivienda, la clase medía pudo pagar los créditos hipotecarios y de vehículos porque los bancos nos tenían ahorcados con las cuotas balón y el crédito mexicano. Te recuerdas Luis, que tú te la pasabas quejándote de los bancos porque nos estaban robando con esos intereses confiscatorios y después alababas a Chávez por lo que hizo.
Carlos Andrés Pérez

-Si pana, esa es una de las cosas que yo aplaudí a ese hijo de puta, pero yo hubiese preferido reventarme a pagar toda la vida ese apartamento y no tener que llorar el adiós de mis hijos de este país porqué no soportaron mas atracos y secuestros  y decidieron largarse de este infierno en que estos cabrones convirtieron al país.

-No joda, y a Dios gracia tus hijos pudieron irse porque no les pasó lo que a muchos, que no han podido echar el cuento porque los asesinaron.

- Pero es que ese tipo hacía una vaina buena, pero escoñetaba veinte. Yo conozco muchos que agradecieron la Ley de Protección al Deudor Hipotecario que Chavez dictó, pero después maldijeron que les marginalizara la zona donde viven con las invasiones de damnificados y malandros promovidas y amparadas por Miraflores o porque les levantó en la cuadra un edificio balurdo de la “Misión Vivienda”. Además, la industria privada de la construcción prácticamente desapareció por las condiciones tan difíciles que les impuso el Gobierno y el terrorismo judicial que se desató contra los constructores. Ahora solo se construyen viviendas para los chavistas pobres con la fulana “Misión Vivienda”. Los jóvenes de la clase media se jodieron, por que cómo coño compran ahora un apartamento decente con los precios que a que se han elevado por culpa de este régimen. El arrendamiento de apartamentos desapareció con la Ley que crearon para sobreproteger a los inquilinos.

-Además, la juventud sin posibilidades de mejorar sus ingresos, ya que cada vez hay menos empresas porque muchas han cerrado y las que quedan han paralizado su crecimiento con el problema del dólar, los constantes aumentos de  salario y la falta de confianza en el país.

-Otra vaina, esas obras de Chávez y Maduro, la tal  “inclusión” que tanto cacarean, la “inversión social”, si bien favorecieron a muchos pobres, tuvieron un costo muy alto para el pueblo venezolano, como el empobrecimiento de la clase media, el odio que sembró Chávez en las propias familias venezolanas, entre hermanos, padres e hijos, esposos y entre las clases sociales venezolanas; la delincuencia apoyada por su discurso y sus políticas proteccionistas y la violencia desbocada por ese odio; la corrupción más depredadora y obscena que conozca la democracia, las expropiaciones o “robos” como las calificó María Corina, la cubanización del país y pare usted de contar!

- Si, esa “inversión social” ha servido también para enriquecer a muchos coños de madre corruptos: De ahí surgieron los “boliburgueses” y se llenaron los militares, los banqueros, los contratistas, etc.
Jaime Lusinchi


-Bueno y con respecto a otros presidentes,  cómo calificamos las obras de Rómulo Betancourt y de Raúl Leoni.

-Esos dos presidentes  iniciaron la primera fase de la democracia venezolana y es difícil evaluarlos desde la misma perspectiva, porque les correspondió una tarea muy difícil, en medio de un país aletargado por la dictadura, con una institucionalidad incipiente  y con muy bajos ingresos por vía de la industria petrolera.

-Rómulo es considerado uno de los principales artífices de la consolidación de la democracia y del sistema de partidos en la Venezuela del siglo XX. Durante el denominado "trienio adeco" (1945-1948), como presidente de la Junta Revolucionaria de Gobierno, se aprobaron medidas de gran importancia para el país como el establecimiento del sufragio universal y directo y la garantía plena de los derechos políticos. Su mandato se destacó especialmente por el enfrentamiento contra grupos guerrilleros e insurrecciones militares que buscaban acabar con la joven democracia venezolana.

-Sí, lo que  pasa con esas obras fundamentalmente políticas e institucionales es que no son perceptibles por las grandes mayorías, que tienden a sentir beneficios directos cuando las obras o acciones conllevan algún contenido económico o material. Esas otras tienen un valor meramente histórico.

Hugo Chávez
-Afortunadamente la dictadura de Marcos Pérez Jiménez se encargó de hacer las obras civiles más importantes del país, e hizo tantas, que  les dejó muy poco por  hacer a los gobiernos democráticos que le siguieron. Por ello, es que de esos gobiernos democráticos son pocas las obras que se pueden resaltar como trascendentes en materia de infraestructura.

- No y si fue a Raúl Leoni, le tocó iniciar su gobierno con una coalición de partidos llamada la "Amplia Base", se recuerdan, que integraban AD, URD y el FND. Su período de gobierno (1964-1969) fue considerado como una etapa de concordia y entendimiento nacional. No obstante, durante su gobierno la represión política fue denunciada como excesiva, sobretodo la efectuada en los llamados "teatros de operaciones" contra la guerrilla. 

-De Caldera ya hablamos. Lo que más se recuerda de su primer gobierno fue la política de pacificación con los guerrilleros y la oferta de las 100 mil casitas por año, que no se si las llegó a construir. De Luis Herrera, lo que más recordamos es su preocupación por la cultura, el  teatro “Teresa Carreño”, y el deporte (los Juegos Panamericanos)  y como malo el “viernes negro”. Pero como comentaba uno de ustedes, esas no son obras que calen en las  mayorías que son gente pobre.

-Y qué me dicen de Jaime Lusinchi?

-Bueno, que recuerde de su mandato, hubo un grave descenso de los precios del petróleo, pero hubo la reestructuración de la deuda y no obstante esa reducción de los precios del petróleo, la economía creció y el Presidente Lusinchi fue capaz de construir e iniciar importantes obras, impulsar la salud, la educación y la vivienda. Mantuvo un ambiente de paz y progreso. Ha sido el presidente que sale de Miraflores con el mayor índice de popularidad, a pesar de todos los escándalos de corrupción y los desafueros de  su secretaria privada y amante, Blanca Ibáñez. Por ello CAP ganó fácilmente la segunda presidencia.

-Es que escándalos de corrupción ha habido en todos los gobiernos.

-Bueno Luis, cuál es la conclusión de esta retrospectiva?

-Yo creo que siendo justos,  a lo mejor  muchos no lo compartan, pero tienen que dar mejores razones, definitivamente los mejores o mejorcitos gobiernos han sido el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez y el gobierno de Jaime Lusinchi. Rómulo y Caldera tienen sus méritos mas como políticos que como presidentes, sus obras solo trascienden en lo institucional.

-Yo creo que es un juicio sensato. Sin apasionamientos.

-¡Si va!

-¡Me parece correcto!.

-¡Seguro  nos tildan de adecos!

-¡ ja ja ja!

-Aquí entre nosotros hay un solo adeco, ¡que yo sepa!


Nicolás Maduro

Comentarios

Entradas populares de este blog

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…