Ir al contenido principal

El Gobierno la volvió mierda



La revolución la volvió mierda

Este régimen tiene entre sus obras más relevantes después de más de 15 años en el poder, el haber acabado con la clase media de Venezuela. Esa ya no existe en el país. Aquí solo existen dos clases: ricos y pobres.  La primera conformada por los ricos de siempre y los de ahora, los enchufados del gobierno y la boliburguesía que surgió al amparo de la corrupción y la impunidad exacerbadas durante este régimen. Se recuerdan aquella vaina de “la clase media en positivo” que vuestro comandante galáctico inventó para que pareciera que un sector de la clase media le estaba apoyando en sus desafueros. Esa tal clase media en positivo era simplemente un montón de pela bolas que estaban saliendo de su vida de pobres a punta de corrupción y cargos en el gobierno, pero que pasaron de refilón por esa clase media y ahora están disfrutando las mieles de la riqueza mal habida, pero buena vida al fin ¡coño!. Claro, hay algunos sobrevivientes de la extinta clase media que se resisten a terminar su tránsito hacia la clase pobre y procuran mantener algunos hábitos y gustos de aquella calidad de vida, pero a cambio de sobre endeudarse en el crédito plástico o liquidando sus pequeños ahorros en dólares.

Ayer conversaba con un compañero del tenis en las instalaciones del club de Corpoelec en San Luis del Cafetal, antiguo centro de tenis San Luis. Esta fue más o menos la conversación:
Profesor –me dice- veo que está vendiendo el carro; cuánto estas pidiendo por él?
Le digo el precio en dólares  y le comento el poco interés que percibo en el mercado por tan buen vehículo.
-Bájele profesor –me dice- si quiere vender pronto ese carro. La gente no tiene bolívares y mucho menos dólares. Mire que una reparación de cualquier desperfecto en ese vehículo cuesta plata y con los precios actuales habría que hipotecarse.
-Si brother,  precisamente por eso lo estoy vendiendo. Este es un carro de ricos, yo estoy  muy lejos de eso.
-La gente te llama solo para saber el precio, porque ahora el Gobierno le prohibió a “Tucarro.com” colocar el precio en el anuncio; entonces la gente se la pasa investigando precios para ver en cuánto vende el suyo.
-Si es una ladilla. Pero que voy hacer. Apenas les digo el precio, se despiden.
-Yo vendí uno de mis carros (mi camioneta) hace poco; ya tuve esa experiencia, por eso te lo comento. No me era posible pagar tanto en seguros, somos cuatro carros en la casa. Esa es otra vaina que han puesto imposible para muchos y hay que pagarlos si quieres recuperar un monto que te sirva para comprar otro carro si te lo roban.

-Nosotros jugamos al tenis –le acoto- porque nos gusta mucho, pero también por aferrarnos a un hobby que disfrutábamos cuando existía la clase media.
-Es que todo se ha vuelto una mierda. No ves como están estas instalaciones que dan pena, y el Gobierno no va aportar nada para recuperar esta vaina. Si no lo hizo cuando el barril de petróleo estaba a $100. Sus prioridades son las parlamentarias, mantenerse en el poder; qué carajo les importa los cuatro gatos que nos resistimos a dejar la clase media.
-No encontré tráfico cuando venía- le comento- al parecer el que hasta hace poco fue Ministro de Transporte (el Troudi) como que es de los pocos del gobierno que ha servido, porque veo que el tráfico ha disminuido en Caracas. Será por las ampliaciones que han hecho en la autopista y los puentecitos que ideo para crear otros accesos?
-No profesor, que carajo, el tráfico ha disminuido porque la actividad comercial ha bajado arrechamente. La gente no sale como antes a joder a la calle, sino a bachaquear. Porque salir a reunirte para hablar de negocios, si no es seguro el negocio no sales, porque eso implica un almuerzo o unos tragos; cualquiera de esas opciones es una bola de real actualmente. Además, el parque automotor ha bajado considerablemente.

-Si es verdad, mucho carro ha salido de circulación por falta de repuestos, y carros nuevos no se incorporan, apenas los carritos Chery que trae el Gobierno.
-Y de noche no hay tráfico por la inseguridad, entre otras vainas.

-Cierto –le comento- el domingo a las dos de la tarde fui al Farmatodo de La Castellana y me impactó que la Heladería 4D que está al lado, que los domingos siempre estaba llena, solo tenía tres clientes comiendo helados y el restaurante “Pacífico” que está en frente tenía un  solo carro en su estacionamiento.
-¡Mierda!
-Si yo creo que este año son muchas las “santamarías” que van a bajar. Los precios de la comida y el licor bueno en los restaurantes quedaron para los enchufados y no creo que puedan resistir mucho tiempo con pocos clientes.

-Lo que me arrecha mas es que yo a veces me reúno por razones de trabajo con algunos funcionarios chavistas que ocupan buenos cargos,  y oigo a los carajos, profesionales,  que son tan imbéciles, que creen en la guerra económica y en toda esa paja  que dice el Gobierno, pero al mismo tiempo los oyes quejarse que están pelando bolas y que tienen meses esperando una medicina o un repuesto. ¡No me jodas!
-Entonces mi pana, ¿no tenemos clase media?
-¡clase mierda!















Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…