Ir al contenido principal

Aniversario del Blog Tiempo de Memorias


Entrevista realizada al editor por  Alba Espada de la redacción del  diario electrónico Capital Madrid

Hoy tenemos en línea al abogado y escritor venezolano Olinto Méndez, con motivo del segundo aniversario de su Blog Tiempo de Memorias,  considerado por algunos críticos un interesante muro de reflexiones y crónicas , algunas bien polémicas en el contexto político,  construidas varias en clave de novela. Queremos que nuestros lectores conozcan un poco más sobre la vida de este Quijote de las redes y sobre lo que ha sido su performance en el campo de los géneros literarios, la crónica y el cuento, en medio del vendaval político que vive su país.

Dr. Méndez, su Blog Tiempo de Memorias, acaba de cumplir dos años de  creado. ¿Cuál considera usted que ha sido el alcance de dicho muro en las redes sociales?

Alba, este  blog tuvo como iniciativa una razón meramente personal o hasta familiar, su formato original fue la crónica autobiográfica, lo que por su misma naturaleza le auguraba un espacio muy limitado en la difusión y en las redes. Afortunadamente, el feedback  con los lectores desde el principio fue muy estimulante. Varias crónicas fueron publicadas en diarios electrónicos del interior y también de algunos países de habla hispana como ustedes en España, Perú y Colombia. Eso me motivo a trascender el parámetro de la crónica biográfica hacia la ficción y los resultados han sido bastante halagüeños.

Pero ¿por qué introduce elementos opináticos de naturaleza política en sus  crónicas?

Alba, desde mi primera crónica que trata de mi viaje a Nueva York en el año 2014, el elemento político está presente forzosamente porque abordé la razón fundamental de ese viaje que era ver a mi hija quien, un año antes, abandonó el país angustiada por varios percances de inseguridad que sufrió y por la falta de oportunidades; era el tema de la diáspora de los jóvenes venezolanos.
Luego, otras crónicas tampoco son ajenas al aspecto político. Mí salida de la banca privada y mi separación del sistema financiero venezolano, que son objeto de una o dos crónicas contemporáneas, estuvieron de algún modo permeadas por el tema  político. El banquero  con quien trabajaba en Maracaibo terminó siendo un aliado del chavismo y yo no me sentía cómodo con esa dialéctica.

Pero una de sus crónicas trata precisamente de su pasado chavista, así lo menciona usted.

Es cierto, pero esa equivocada página de la simpatía con la llegada de Chávez al poder montado en las ideas del Libertador, fue producto del ambiente político y social que reinaba en esa época y de la admiración que en mi caso siempre he tenido por la vida y obra de Simón Bolívar. La satanización de los partidos políticos tuvo mucho que ver. Más de medio país sucumbió al encanto de ese vendedor de sueños. Fue “Simpatía por el diablo”, una canción de los Rolling Stones. Ese encanto me duró poco, recuerda que Chávez inmediatamente mostró su verdadero talante comunista y su comportamiento fascista.

¿Cuántas crónicas has publicado hasta la fecha?

No todas tienen el rigor de la crónica, hay varios cuentos en clave de crónica y  artículos de opinión política, que también he montado varios en formato de cuento o novela.  En total, como dato curioso, arribaré a cien (100) post con la próxima publicación que es una entrevista imaginaria al poeta Leonardo Padrón.

Qué bien, y ¿cómo te fue con el libro de crónicas “Infamias efímeras” que publicaste el año pasado?


Bueno Alba, tu sabes muy bien que no es fácil el debut en estos menesteres y ese libro sólo fue publicado en formato electrónico, sin  publicidad, ni mercadeo. No está en las librerías. El mercadeo tecnológico requiere de ciertos antecedentes o credenciales del escritor que yo no calzo. Siendo además ese libro una antología de cuarenta crónicas autobiográficas, casi familiar, no es mucho lo que podía esperar. Pero está allí y se ha vendido sobre todo en el exterior. Como dicen, nadie es profeta en su tierra. Bueno, como dato curioso, te comento que el Blog tiene lectores y seguidores en su mayoría en Rusia y España, supongo que son venezolanos preocupados por la suerte del país.

¿Quiénes son tus autores preferidos o a quienes has seguido en tu formación?

De los escritores de novelas, he sido un fanático de los hispanoamericanos, García Márquez, Isabel Allende, Vargas Llosa, Julio Cortázar y del venezolano Francisco Suniaga. De los cronistas leo a Villoro, Salcedo Ramos y Hernán Casciari, y de los venezolanos,  que son muy buenos, admiro mucho a Ignacio Cabrujas -ya fallecido-, Ibsen Martínez y Leonardo Padrón.

De los venezolanos, ¿quien ha sido para ti el mejor novelista?

Hemos tenidos en distintas épocas estupendos autores. Gallegos con un estilo muy particular fue, sin duda, el gran novelista del siglo XX venezolano. Ahora tenemos muchos buenos escritores como Francisco Suniaga, quien para mi es el mejor, aunque tiene pocas novelas, pero me parecen obras maestras. Barrera Tyszka, ha tenido mucho éxito tras el personaje de Hugo Chávez, como lo ha tenido también Inés Quintero con otros personajes de nuestra historia. El joven Sánchez Rugeles es un excelente escritor también.
De tus crónicas, ¿cuáles han sido las más leídas o reconocidas?

La respuesta a tu pregunta no es sencilla. Algunas crónicas han sido muy leídas porque  abordan  temas que interesaron a un grupo de chat numeroso, aun cuando se trataba de temas autobiográficos; es el caso de “Liceo Caracas”,  la más visitada en grupo. Otras, que si considero de mi mejor inspiración, fue por ejemplo una ficción en clave de crónica política,  “La Asamblea Nacional el 5 de enero”, muy reconocida. Hasta Ramos Allup me la agradeció. Es sin duda la más visitada por las redes.
Pero, a mi juicio y el de mis amigos, la mejor ha sido “Tía  Rosa en Haití”, una crónica biográfica que por infame no me atreví a asumirla como vivencia propia.

¿Qué otros planes tienes ahora?

En medio del caos no es fácil hacer planes. Sobrevivir por lo pronto en este país que
está como el “Titanic” en sus momentos postreros pero con un capitán que es chófer de trenes. En lo literario, seguir escribiendo mis ficciones. En lo político, hasta donde no pueda.

¿Has pensado en irte a otro país, abandonar la lucha?

A mi edad, es difícil reinventarse en otro país. Además, después de tantos sinsabores, yo prefiero ver el final de la película.

¿Otro libro de crónicas?

Yo creo que ahora tengo material para una mejor antología, pero será cuando pase la tormenta.

¿Cuándo nos visitas?

Ahora es mucho más difícil para los venezolanos cruzar el charco, pero lo tengo pendiente, cuando pase la tormenta será un placer visitarles.




Comentarios

  1. Interesante, sigue trillando este camino y nos deparara a tus amigos y lectores interesantes relatos, que ojala, se traduzcan en buenos cuentos y/o novelas. Un abrazo y exito

    ResponderEliminar
  2. Interesante, sigue trillando este camino y nos deparara a tus amigos y lectores interesantes relatos, que ojala, se traduzcan en buenos cuentos y/o novelas. Un abrazo y exito

    ResponderEliminar
  3. Olinto hno, muy interesante tu trabajo, sigue adelante que la constancia trae frutos, por lo demas, en lo que te pueda ser util ya sabes que cuentas conmigo. Exito. un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Felicitaciones papá, no niego que a veces me da miedo tanto valor y gallardía, sobre todo en estos tiempo, pero tu esencia es libre y no serías feliz de otra forma, sino expresando lo que sientes. Te amamos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…