Ir al contenido principal

Oliver en Ramo Verde





A Oliver lo acosa la determinación de entregar a la editorial su más reciente trabajo: “La Decisión de Oliver”,  que ha terminado de escribir en diciembre de 2016, y quiere publicarlo pero una vez que se haya ido de Venezuela, para no temer represalias del régimen tiránico que gobierna el país. La razón es que en esos escritos expone duras críticas a lo que califica el más nefasto gobierno –el “binomio de oro” Chávez y Maduro- que ha tenido Venezuela en toda su historia republicana.  No es igual la crítica vertida en las redes –piensa- que se lee y se olvida rápidamente, que lo dicho en libros impresos que quedan para la historia y pueden ser objeto de referencias sustanciables en juicios y sortilegios. Los comunistas son muy sensibles a toda crítica que pueda ser material de lectura para el proletariado – nos dice con recelo-.


La partida por Maiquetía se le ha visto truncada por el colapso del mercado inmobiliario y la escasez de dólares, que le ha impedido hacerse del capital necesario para aterrizar en territorio extranjero sin el temor de llegar sin un contrato de trabajo en el bolsillo. Pero, cómo esperar irse de Venezuela para lanzar a la calle el libro, si esa espera puede durar años y los comentarios, crónicas y cuentos de la obra si bien pueden leerse con interés literario en cualquier época, tienen también un interés político cuya vigencia se esfuma con el paso del tiempo.

¿Será que me expongo a las represalias?- Se pregunta dubitativo Oliver-

No sé que esperar de estos esbirros. Esa tumba del SEBIN debe ser insoportable. Si a Lorent Saleh lo encerraron en esa ergástula abominable imputándole amañadamente unos supuestos “indicios de conspiración”, que me puede esperar a mí que denigro de este régimen tanto como Ramos Allup.  Además, quién me garantiza que esta dictadura va a caer pronto por efecto de una de esas locuras de Donald Trump, que por lo visto es el único que puede hacer algo para salvarnos de este bochornoso régimen.  Creo que Alicia Machado hubiera hecho un mejor servicio al país, apoyando a Donald, en lugar de a Hilary. Y creo que hubiera acelerado cualquier embestida desde el Imperio contra Maduro y su banda de pillos, si se hubiera permitido con ese viejo magnate un devaneo promiscuo como el que hizo en España con un mediocre actor de reparto.


La prisión en el Helicoide –se dice- también debe ser horrible, sobre todo rodeado por esos barrios de San Agustín, que si logras escabullirte del penal a lo “Papillón”, lo más seguro es que encuentres a Pedro Navaja esperando por alguien como tu saliendo a media noche desorientado de eso espantoso suburbio.

Solo me queda Ramo Verde –piensa resignado- sitio predilecto del gobierno para encanar a quienes estorban a sus mafias castrenses y castristas. Creo que no sería mala idea acompañar al valiente Leopoldo. Pero hay un detalle, Oliver sufre de claustrofobia. No soportaría un encierro –dice con cierto pesar-. Creo que una eventual prisión en manos de estos esbirros no tendría un desenlace feliz para mí -ni para nadie-. Si solo quedarme encerrado en un ascensor me produce un soponcio, no me quiero imaginar encerrado en un antro de esos, rodeado del terror que infunden tan escabrosos recintos. ¡Definitivamente no tengo vocación de héroe!.-


Los venezolanos parecen haber agotado todas las posibilidades serias y tontas de cambiar la historia de este país. Los astrólogos, brujos y afines  no merecen ninguna credibilidad; no pegan una en sus reiteradas predicciones. Los políticos dicen tantas pendejadas, que ya no se sabe lo que piensan. Mas visionario creo que he sido yo en mis post que Ramón Guillermo Aveledo o Armando Durán y si no me creen, lean mi blog –Nos dice Oliver por el chat-.

Si es a la MUD, la han satanizado tanto los opositores insufribles, entre los cuales se encuentra mi mujer, que voy a terminar creyendo en la mentada “traición de Julio Borges” o en que “son unos vendidos todos” como piensan algunos extremistas. Hasta el pelón Chúo que -a mi juicio- no lo ha podido hacer mejor, que hasta coñazos se echó con malandros chavistas, ya me está cayendo pesado –reflexiona Oliver-.

De María Corina, Oliver tiene un especial concepto, no solo por ser una guerrera e inteligente dama, sino por ser además una mujer bella. Recuerda con indignación cuando el esbirro de Diosdado la mando a patear en el Hemiciclo,  tanto es así que hizo un post en su honor. Puede verse en

 http://tiempodememorias.blogspot.com/2015/08/a-maria-corina-machado.html

Por Ramos Allup tiene una respetable admiración, a pesar de tanto detractor y hablador de guevonadas que han pretendido rallarlo por su trayectoria adeca, y solo lamenta que no haya procedido en el momento de la instalación del Parlamento el 5 de enero de 2016, como lo imaginó unos días antes en su más leída ficción:

http://tiempodememorias.blogspot.com/2015/12/la-asamblea-el-5-e-parte-final.html.   

Echando a patadas ese mismo día a los magistrados fraudulentos del TSJ.



Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…