Ir al contenido principal

Pasión por el tenis y el chavismo como enfermedad

Mi afición por el tenis surge cuando cambio mi residencia a la urbanización Sebucán, en un edificio que tiene en sus áreas sociales una modesta cancha de tenis y con ocasión de mis vacaciones indefinidas a raíz de mi salida del cargo que ocupaba en el emblemático banco zuliano. A mi regreso del viaje de vacaciones opté por tomar unas clases en el viejo hotel Caracas Hilton, que alguien me recomendó y que "La Revolución" cambio de nombre al de "Alba Caracas" y lo convirtió en un establecimiento mediocre, un centro de convenciones de adeptos o adictos- como dice mi hija- al chavismo. Las dos canchas del hotel eran bastante regulares, su cercanía a la piscina y la gran barra restaurant hacían un combo bien atractivo, pero esta gente considera oligarcas a los jugadores de tenis, por lo que decidieron convertir una en cancha múltiple y la otra la dejaron sin mantenimiento condenada a su inhabilitación. Allí aprendí lo básico de este difícil deporte que "en televisión parece fácil" como dice un compañero y cuando te inicias tarde o bien tarde como en mi caso es mucho mas difícil. Ante esta perspectiva mudé mis prácticas al hotel Tamanaco, donde una honorable pareja gringa se dedicaba con abnegación a su enseñanza y allí mejore algunos golpes y el servicio gracias al profesor Raineer, hasta que cambió la gerencia del hotel y el nuevo "jefe" despachó a la pareja y determinó que las canchas cumplieran mejor un papel turístico que sitio de práctica deportiva. Durante estos cambios de escenarios he padecido lesiones en todas las articulaciones que comprometen esta práctica; algunas lesiones casi me quiebran la voluntad de continuar, pero ha podido mas mi amor por este deporte y he superado a Dios gracia y con terapia todas las dolencias. Es entonces cuando me entero que la otrora exitosa empresa del Estado, Edelca, donde laboraba mi esposa, ha adquirido el Club de Tenis San Luis en El Cafetal, para destinarlo a centro social de sus empleados y familiares. A partir de ese momento me concentro en ese club ya transformado en club deportivo general, donde el tenis tiene predominio sobre los otros deportes que allí se practican. Mi auto jubilación me ha permitido dedicarle bastante tiempo a esta disciplina que hago con entusiasmo juvenil y cuerpo quejoso, pero me produce la satisfacción de un buen entretenimiento, como también el goce y esfuerzo de un excelente deporte. Allí nos hemos integrado un grupo de profesionales -algunos jubilados- para efectuar las prácticas y caimaneras que nuestro nivel nos permite. La disciplina se ha popularizado en el sector eléctrico ya que ahora todas las empresas del sector tienen acceso al club. Esto nos ha permitido una mejor cosecha de jugadores jóvenes y algunos mayores para conformar los equipos de 6ta y 5ta categoría, que han cumplido una participación honrosa en los torneos Mirandinos de los últimos dos años. En este club "socialista" la mayoría de los jugadores de tenis somos clase media y por ende de la "resistencia al régimen", a diferencia de los jugadores de básquet y voleibol, lo cual ha incidido en la actitud de indiferencia del gobierno de la empresa por el mantenimiento de las canchas de tenis, que nos has llevado a asumir nosotros mismos su reparación y mantenimiento. En estos días turbulentos de febrero, de protestas, guarimbas y manifestantes asesinados por la Guardia Nacional y los grupo de matones motorizados mantenidos por el Gobierno, surgió una circunstancia en una práctica y debimos abordar el tema de las manifestaciones, pero la irracionalidad se hizo presente en un intercambio de palabras que sostuve con un jugador "chavista", éste pretendía justificar las muertes de los manifestantes con la excusa de que quemaban cauchos, "ya que eso también es un crimen" adujo el desatinado. La “pena de muerte” pues!, inmediata y sin formula de juicio. Ni en la Iraq de Hussein. Quien hace semejante razonamiento ha de estar desequilibrado; pero así piensan no pocos chavistas, Por ello creo que el odio sembrado por el discurso del "Comandante Supremo" le ha dado los frutos que esperaba: la sumisión  irracional, cual enfermos!!

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Viendo el "Titanic" desde el Imperio

Oliver finalmente abandonó el barco en uno de los botes salvavidas que se desprendieron con la última sacudida provocada por el impacto del gigantesco iceberg. Algunas ratas somnolientas habían saltado también de las despensas de trigo cuando murió el capitán Mortadela y otros tantos se aprestaban a desertar en yates de gran calado  para ponerse a salvo de la tragedia. Los músicos del "Titanic" parecían absortos ante la inmensidad de la catástrofe, y continuaban sus cánticos a pesar que se habían suspendido la iluminación, el agua, los alimentos y los ansiolíticos. Esos privilegios solo continuaban disfrutándolos unos pocos pasajeros que no terminaban de despertar de la resaca del "Festín de Baltazar" que había cundido las mil y una noches que antecedieron la tragedia y los más recalcitrantes miembros de la tripulación que acompañaban al mequetrefe que suponía seguir siendo el Capitán de la nave a pesar que había demostrado hasta la saciedad no tener méritos para n…

Hola abuelo, dime ¿qué es el chavismo?

Oliver jamás imaginó que el saludo de su nieta Fabiola aquella fría mañana de mayo en el aeropuerto de Dallas después de tanto tiempo sin verlo sería esta pregunta, por lo que no atinaba a construir inmediatamente una respuesta inteligible para un niño y solo optó por repreguntarle buscando ganar tiempo:
-por qué preguntas eso niña linda?
- Es que mis papás no hacen sino hablar de chavistas.
Inmediatamente pensó que una niña de 5 añitos no está para entender de política ni de instituciones, por lo que para no mentir del todo mejor era darle una respuesta que metafóricamente hablara del tema pero utilizando alguna  fantasía que es lo que mejor entienden los chamos. Fue así como surgió el siguiente parlamento: -chavismo hija es una enfermedad causada por un virus mortal, una epidemia como en el pasado fue el cólera, la peste negra, el Ëbola, una peste de esas incurable, algo así. - ah, abuelo entiendo! y qué siente la gente que le da eso? - bueno hija ese virus ataca primeramente el cerebro, …