Ir al contenido principal

"Durmiendo con el enemigo"


Este es el título de un film hollywoodense que hace años nos llevó al cine y que con frecuencia repiten los canales de televisión. Dicho thriller  trata el tema de la violencia de género, referido a la convivencia de una mujer con un psicópata maniático que la maltrata; por supuesto, el desenlace de la película es fatal como ocurre en la generalidad de estos casos, pero el que muere en la película es el psicópata, película al fin. En Caracas, si bien durante la democracia o “la cuarta” como le dicen los chavistas, los caraqueños también éramos  acechados y azotados por el hampa que nace, crece y se reproduce en los cerros, hoy esa hampa además de haber alcanzado escalofriantes cifras de “producción” de delitos ahora convive en nuestro entorno. El “Comandante Supremo” tuvo la genial idea (Misión Vivienda) de bajar de los cerros a muchos de estos elementos indeseables y meterlos a vivir en los edificios construidos sin ninguna planificación seria, en zonas donde residía la clase media-media, hoy mas empobrecida como consecuencia de la alta inflación que las políticas económicas equivocadas del régimen han traído al país. Urbanizaciones de tradicional vivir digno o decente como decimos en los pueblos, tales como La Candelaria, Los Caobos, La Palmas, Maripérez, El Bosque, Las Delicias, La Campiña, Sabana Grande, Chacaíto, El Paraíso y otras, fueron objeto de esta maquiavélica solución habitacional para la gente proveniente de sectores marginales o excluidos como gusta llamarlos la "Revolución".
Si bien la mayoría  de la gente proveniente de los cerros es gente buena y decente, muchos también son delincuentes (desde  pillos hasta criminales) y en esta calaña sus líderes (ex-pranes) y dirigentes de los “colectivos malos” también han sido favorecidos con estas soluciones habitacionales, como lo reseñan los diarios con ocasión de la defenestración de algunos de estos grupos arrasados a raíz de la investigación del asesinato del diputado chavista.
Sabana Grande y su boulevard, rescatado -hay que decirlo- por el gobierno chavista, aunque ese mismo gobierno acentuó su deterioro en la fase inicial de este régimen, fue objeto de una encomiable refacción y ornamentación con unos excelentes planes llevados adelante por PDVSA, no puede ahora ser disfrutada por los caraqueños con la tranquilidad que supone un boulevard y un parque bien acondicionado, aun cuando proliferan muchos guardias y policías nacionales bolivarianos (gremios de dudosa confiabilidad) ya que esta zona fue quizá la más castigada por esta política habitacional desalmada que sembró a lo largo y ancho de esta parroquia (El Recreo) un conjunto de estos edificios “Misión Vivienda” que seguramente tienen su cuota de choros y de las otras expresiones del crimen que deambulan por la zona, día y noche, viendo a ver a quien atracan o matan para robarlo en forma express y refugiarse rápido y cómodamente en sus apartamentos regalados por “mi Comandante eterno”.

Mi madre que habita en la cuadra mas emblemática de la zona, la de la extinta “República del Este” en la avenida Solano López, me dice que ahora en las calles aledañas lo que se oye desde los viernes full volumen es el “Arroz con manteca” de Oscar de  León, ballenato parejo y el perreo de los regeetoneros. Que los fines de semana abundan por la zona las caimaneras de pelotica de goma en las calles que cierran para tales episodios. Ella y todas las personas que tienen su patrimonio inmobiliario en esa zona y en todas las zonas afectadas por esta infame política, temen que su inversión haya caído estrepitosamente en el mercado y que estén condenadas a vivir o sobrevivir en este populacho, sonriéndole a sus nuevos vecinos de la parroquia, muchos de los cuales -resentidos- les miran como “gallina que mira sal” y algunos otros les observan buscando la pulsera, la cadenita de oro o el celular para arrebatárselos. Las solteronas buscándole el chiste a esta desgracia afirman que a lo mejor esta es una buena oportunidad para conocer el "Sindrome de Estocolmo" ¡La Patria nueva pues!

Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

Cuántos chavistas quedan?

Por allá en septiembre de 2015, en un post titulado “Qué músicos quedan en el Titanic” Oliver nos decía: “cuántos músicos aun entonan alguna nota agónica del ideario revolucionario rojo rojito. Porque los músicos del “Titanic” lo hacían a lo mejor creyentes de que su notas calmaban o distraían a los atormentados pasajeros que buscaban salvarse de la tragedia o persuadidos de la invencibilidad del otrora rey de los mares y de su capacidad para superar la inminencia de un hundimiento. Ciertamente no los movía la paga de sus honorarios de músicos, ni ninguna posible compensación salarial por su valiente y osada conducta, ni creo que estuvieren ignorando el tamaño de la catástrofe  que se cernía sobre sus hombros, lo hacían a lo mejor inmersos en un estado de locura colectiva provocada por el pánico general que desató esa tragedia. Lo que sí parece ser cierto es que se trataba de unos diligentes hombres  sobrecogidos por la inmensidad del acontecimiento que los llenó de un gran valor para…