Ir al contenido principal

Mis panas (parte II)

El pasado domingo 16 de noviembre como estaba previsto efectuamos el encuentro de cuartos de final en San Luis contra Escuela Nacional de Tenis “A”. No fue nada fácil, creo que subestimamos al adversario; fue una reñida jornada en la que el desenlace se produjo en el tercer doble que no pudo ser más emocionante, se definió en un super tie break que ganamos 10-7, luego de dos set resueltos en tie break. Con el pase a semifinales hemos alcanzado por primera vez la posibilidad de ir a una final en Aguasal. El domingo 23 enfrentaremos en Montalbán  al equipo “A” del Centro de Tenis La Paz. Hay mucho optimismo en el equipo. Veremos…
Siguiendo con los comentarios sobre los panas:
Humberto Díaz: Este pana contemporáneo conmigo, es uno de los pocos que evidencia aprendizaje del tenis a temprana edad. Todo un personaje por su formalidad en la cancha y su constante conversa. No obstante su edad, se desplaza en la cancha como un chamo durante los dos primeros set; se distingue además por pretender en cada juego efectuar al menos una devolución de pelota con un  “Willy” que consiste en devolver la pelota por debajo de las piernas, (el "Gran Willy",  es esa devolución pero de espaldas a la red, célebre invento de Guillermo Vilas, con el que Roger Federer a veces nos deleita magistralmente en sus torneos)
Juan Benzecri: uno de los refuerzos externos que incorporé desde la temporada pasada; es un pana fiebruo que juega muy bien al tenis,  su única debilidad es el revés; un gran rumbero cuyos mejores performance  lo alcanza el día siguiente de una parranda. Nos torturó con su impuntualidad en los torneos de la temporada pasada pues solía arribar a las canchas a punto de que nos cantaran  Walk Over.
Rudver Torres: la última adquisición interna del equipo. Es otro personaje; celebra con maledicencias y estridencia sus errores en la cancha. Un tipo locuaz que comenzó tarde pero con deseos de aprender rápido. Ha evolucionado con su saque y su revés, pero persiste en apresurados golpes de drive o revés a mitad de cancha que generalmente falla y lo sacan del juego.
Félix Varela: Es un gordito excelente pana, adquisición externa de esta temporada, que se prodiga en la organización de muy buenas parrilladas que el mismo prepara con productos de “La Montserratina”.  Juega muy bien al tenis cuando le pone, yo diría que del grupo de jodedores es -no obstante su contextura física- quien con más técnica golpea la pelota, tanto en su drive, su revés a una mano en slice y con su saque. En la red por “razones de peso” es otra cosa.
Roland Blanco: Este pana es de los más serios del grupo. Suele jugar con muchachos de las categorías superiores y esta exigencia le ha permitido desarrollar algunos golpes de esos niveles, sobre todo su saque zurdo que hace tan difícil a sus receptores.  Lamentablemente en los torneos se desconcentra con facilidad y pierde el control de sus golpes, sobre todo de sus saques.
Benigno González: Este es “el papá de los helados” del club; con su edad y corpulencia juega al tenis con una facilidad pasmosa que le permite -sin golpear fuerte- humillar al mejor de los sembrados. Es otro nivel por supuesto, pero el disfruta mucho aplastando a los de las categorías de sexta y hasta de quinta. Jugar con él también resulta una enseñanza ya que te corrige los errores, pero la mayoría de quienes jugamos contra él terminamos tan cansados que se nos olvidan muy pronto sus indicaciones.
A los que no he comentado, no es que sean menos panas, sino que tienen poco tiempo en mi entorno de juego, son menos fiebruos y los veo pocas veces, son más de su grupo de quinta o están un poco alejados del club y he perdido su perspectiva.
Sí vamos a la final en Higuerote -Dios mediante- seguramente les comentaré las incidencias.
“Nunca imagines no ser de otro modo que pueda parecer a otros que lo que eras o podías haber sido no fuera de modo que lo que habías sido les hubiera parecido distinto”
“Alicia en el País de las Maravillas” de   Lewis Carroll 


Comentarios

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…