Ir al contenido principal

El nieto de Miquelena


El edificio Pasmar en la avenida Andrés Bello de Los Palos Grandes, es un viejo edificio de diseño
arquitectónico emblemático de los años 60, que cuando nuevo debe haber sido espectacular por el tipo de piedras que cubren su fachada y sus áreas comunes. Esto motivó - apenas me mudé allí- mi interés en incorporarme a la junta de condominio del edificio. Durante mi gestión -que no pasó desapercibida- me acompañó un honorable cachaco a quien aprecio como un tío; juntos recuperamos las áreas comunes del edificio que se encontraban en total abandono y deterioro, rescatamos la belleza original de la construcción en sus partes mas vulnerables, modernizamos los aspectos técnicos y contables de la administración, etc.. En él viví durante el primer periodo del Gobierno de Hugo Chávez, y en ejercicio de dicha junta de condominio me correspondió la nada envidiable tarea de enfrentar la conducta violenta de un indeseable vecino “drogadicto” que resultaba ser nieto del para entonces todopoderoso vicepresidente del Gobierno, Sr. Luis Miquelena. Los hechos que condujeron al impasse se sucedieron en espacio de dos o tres semanas, así: 1) Una noche el ruido estrepitoso del choque de un carro contra la reja de entrada al estacionamiento del edificio despertó exaltada a la comunidad. Bajamos a curiosear qué había ocurrido y encontramos la reja en el piso, había sido derribada adrede por una camioneta para ingresar al estacionamiento; al revisar y constatar a quién pertenecía la camioneta pudimos informarnos que se trataba del personaje en referencia, quien había perdido su llave electrónica y como llegó borracho o drogado, no se le ocurrió una alternativa mas original. 2) A la semana siguiente, otra madrugada, nos sobresaltan los golpes brutales de patadas contra una puerta y los gritos y amenazas que profería el mismo personaje contra su mujer ante la negativa de ésta de abrirle la puerta. Este escándalo me obligó a bajar hasta el piso de dicho apartamento a tratar de calmar la situación, no sin antes pedir ayuda policial. Al llegar al piso respectivo observamos al sujeto como poseído por el "Demonio de Tasmania" y sin pararle ni medio a nuestra presencia continuó su trifulca contra la puerta del apartamento, lo que impulsó a los dos agentes policiales que me acompañaban a someterlo y bajarlo por la fuerza a la patrulla, el tipo ofrecía mucha resistencia seguramente potenciado por la dosis que había consumido. Después supimos que el susodicho había sido liberado inmediatamente y para mi sorpresa recibí una citación de la Alcaldía para atender una denuncia de su mujer. En dicha comparecencia se me informa que la dama me imputaba haber acudido a su puerta en calzones (bóxer fue el termino que utilizó la dama) hecho que rechacé en compañía de amigos abogados, ya que eran unos bermudas de playa, además ella nunca le abrió la puerta a su patán por lo que no pudo verme, pero debí firmar un compromiso de no intervenir en los aspectos vinculados con esta humilde parejita. Una semana después el “querubín” de Miquelena, repite el escándalo bajo los efectos de similar trona, esta vez dentro del apartamento y los vecinos atormentados por los gritos de terror de la menor hija de la pareja, llaman a la policía nuevamente. Este acontecimiento al parecer tuvo implicaciones de mayor significación ante las autoridades y en la comunidad, pues la pareja insospechadamente -a los días- abandonó el inmueble para siempre. Todo este esfuerzo y sacrificio por mis vecinos no fue considerado, pues al poco tiempo cuando restringimos el numero de llaves electrónicas de acceso a unos recién inquilinos que acababan de ser denunciados por la comunidad del edificio contiguo por inmorales y voyeuristas, un vecino amigo de estos vagos lideró un “golpe de estado” contra la junta de condominio y una asamblea relancina nos removió de los cargos bajo el argumento de que habíamos crispado el ambiente de la comunidad. La decisión fue mayoritaria; por eso soy de los que piensa -a diferencia del honorable extinto presidente Caldera- que la mayoría se equivoca y con frecuencia. Sin ir muy lejos, cuan equivocada está la mayoría que sigue apoyando al nefasto socialismo chavista, después de 15 años en la mas suprema ineficacia e incompetencia. Esta fue una lección de ingratitud que siempre recuerdo a mis amigos cuando desean aspirar cargos de elección popular.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Quién ha sido el mejor presidente de Venezuela?

Esa es una pregunta que por escurridiza parece tabú. Generalmente evitamos responderla porque la subjetividad a muchas personas les impide ser justos en sus juicios o la desinformación en otros desvirtúa una respuesta sensata, pero se me ocurrió plantearla en un café entre varios amigos después de una caminata en el Parque del Este. En ella estaban presentes un viejo político ya retirado de las filas de Acción Democrática,  un militante de Primero Justicia, un simpatizante de Voluntad Popular, un pana ex chavista y este servidor. Les comenté la posibilidad de hacer una crónica sobre ese tema y aceptaron, siempre que mantuviera sus nombres en reserva. Por ello, les relato la conversación sin identificar quien de los presentes emite cada parecer sobre los aspectos que allí se abordaron:
Este es un diagnostico perceptivo, donde se prescinde de estadísticas, resultados macro económicos o cualquier indicador financiero o social,  pues aun cuando todos somos profesionales en distintas materi…

Guarenas - Guatire, crónica de una muerte lenta

“Candelita que se prende candelita que se apaga” Hugo Chávez en una de sus tantas fanfarronerías mediáticas

Oliver amaneció agotado mentalmente porque no pudo dormir.  Pasó la noche pensando una salida a la situación de su ahijada Lourdes y su marido Johnson que viven en Guatire y trabajan en Caracas, como  muchas parejas de  jóvenes venezolanos profesionales que desde hace varios años tuvieron como única opción para formar un hogar, adquirir con esfuerzo y financiamiento un habitáculo en las edificaciones que  han levantado en las últimas décadas las empresas constructoras  en esos espacios concebidos para ciudades dormitorios por su lejanía de los puestos de trabajo.
La leyenda de los pueblos la hace su épica y las glorias de sus pobladores que sufrieron calamidades naturales o sociales y  lograron sobreponerse gracias a su coraje y resistencia. La población de Guarenas es recordada por haber sido el primer foco de protesta pública que dio lugar al estallido social conocido como “E…

El Liceo “Caracas”.

Quién no tuvo una secundaria feliz. Siempre recordamos con nostalgia los momentos memorables que vivimos en esa fase de la adolescencia. Sobre todo aquellos episodios que dejaron huella en nosotros, que los hicieron inolvidables. Esta etapa de nuestras vidas tiene particular relevancia porque es en esa edad cuando sueñas por primera vez una vida mejor, ingresar a la universidad y alcanzar un título académico, desempeñar una carrera profesional (en esos tiempos una carrera profesional era el camino mas honroso para crecer socialmente). En esa edad regularmente se tenía la primera noviecita (hoy día ya se tiene la primera mujer).
En el Liceo “Caracas” del Paraíso, estudiaron en su pasado glorioso grandes líderes demócratas del país como Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba, Raul Leoni y otros de la “generación del 28”. Y en nuestro tiempo continuaba siendo un verdadero centro de enseñanzas. Recuerdo que era un liceo que reunía a jóvenes de la clase media y pobre de la ciudad, pero los pobre…